Ven y Verás Octubre 11

“Busqué entre ellos un hombre que levantara un cerco y se mantuviera firme sobre la brecha delante mi”
-EZ 22:30 Una exhortación apostólica de +Thomas J. Olmsted Obispo a los hombres católicos, mis hijos espirituales en la Diócesis de Phoenix.

El mundo está bajo el ataque de Satanás, como lo predijo el Señor (1 Pedro 5:8-14). Esta batalla sucede en la misma Iglesia; y la devastación es demasiado evidente. Desde el año 2000, 14 millones de católicos han dejado la fe, la educación religiosa para niños en las parroquias ha bajado un 24%, la asistencia en las escuelas católicas ha bajado un 19%, el bautizo de niños ha bajado un 28%, el bautizo de adultos ha bajado un 31%, y los matrimonios sacramentales católicos han bajado un 41%.[1] Esta es una brecha muy grave, un hoyo en las líneas de combate de Cristo.

Tres preguntas primordiales que quiero contestar:

  1. ¿Qué significa ser un hombrecatólico?
  2. ¿Cómo ama un hombre católico?
  3. ¿Por qué la paternidad, adecuadamente entendida, es tan crucial para cada hombre?

Antes de atender estas preguntas, es importante entender en el contexto preciso tres puntos cruciales—VEN Y VERAS!

Nuestro lema ha sido, es y seguirá siendo que nuestra Iglesia es UNA (Efe 4:5), SANTA (Efe 5:27), CATOLICA (Efe 2:19), APOSTOLICA (Efe 2:20) es indestructible, maestra, infalible (Mt 16:18; Tito 1:5; 2 Tm 1:6).

Mis hermanos y hermanas, “… crezcan en la gracia y el [conocimiento] de nuestro Señor y Salvador Jesucristo…” (2 Pd 3:18)

Bendiciones..!