Ven y Verás Agosto 2

“Las sectas y herejías del siglos XIV”
Continuaremos con nuestra serie del siglos XIV: Husitas – El bohemio (checo), Jan Huss (1369-1415), también estaremos compartiendo en este programa acerca de la Fiesta de la Transfiguración del Señor, la cual celebramos el día 6 de agosto: “Este es Mi Hijo amado en quien Yo estoy complacido; óiganlo a Él.” Ven y Veras!

 

Husitas – El bohemio (checo), Jan Huss (1369-1415), fue sacerdote, teólogo, filósofo, profesor y rector de la Universidad de Praga. Investido de un fuerte espíritu reformista como nacionalista y dotado de una extraordinaria elocuencia, predicó –aprovechando el descontento de sus compatriotas contra el dominio germánico y la influencia latina- contra el abuso en la distribución de las indulgencias.

Con el término de husitas o Iglesia husita se define la pertenencia a un movimiento reformador y revolucionario surgido en Bohemia en el siglo XV. El nombre procede del teólogo bohemio Jan Hus. El movimiento se unió más tarde a la Reforma.

En el Concilio de Constanza, Jan Hus fue condenado y ajusticiado el 6 de julio de 1415 en la hoguera. Hus mantenía una posición muy crítica frente al poder eclesiástico, posiciones muy cercanas a las de John Wyclif y los Valdenses, opiniones que influyeron en Martín Lutero.

Radio escucha: estas fueron las herejías que se desarrollaron en los últimos programas:

Siglo I: Ebionitas — Nicolaítas –Docetismo

Siglo II: Gnosticismo, Monarquianismo (adopcionista), Montanismo, Encratismo, Marcionismo

Siglo III: Maniqueísmo, Monarquianismo modalista (o patripasianismo), Subordinacionismo, Novacianismo

Siglo IV: Arrianismo; Apolinarismo; Euquitas; Donatismo; Mesalianos; Nestorianismo; Macedoniamismo

Siglos V-VII Monofisismo; Pelagianismo; VI Semipelagianismo; VII Monotelismo; Paulicianos

Siglos VIII-XII Iconoclastas (s. VIII); Bogomilos (s. X); Patarinos; Pobres Lombardos; Albigenses o cátharos (s. XII); Petrobrusianos (s. XII); Valdenses o los pobres de Lyon (s. XII)

Siglos XIII – XV Hermanos del Libre Espíritu (s. XIII); Joaquinistas (s. XIII); Espirituales (s. XIII); Hermanos Apóstoles (s. XIII); Wiclefitas (s. XIV); Husitas (s. XIV)

Mis hermanos y hermanas: ¿Qué nos enseña este acontecimiento de la Transfiguración del Señor?

Nos enseña a seguir adelante aquí en la tierra aunque tengamos que sufrir, con la esperanza de que Él nos espera con su gloria en el Cielo y que vale la pena cualquier sufrimiento por alcanzarlo.

A entender que el sufrimiento, cuando se ofrece a Dios, se convierte en sacrificio y así, éste tiene el poder de salvar a las almas. Jesús sufrió y así se desprendió de su vida para salvarnos a todos los hombres.

A valorar la oración, ya que Jesús constantemente oraba con el Padre.

A entender que el Cielo es algo que hay que ganar con los detalles de la vida de todos los días.

A vivir el mandamiento que Él nos dejó: “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado”.

Habrá un juicio final que se basará en el amor, es decir, en cuánto hayamos amado o dejado de amar a los demás.

Dios da su gracia a través de la oración y los sacramentos. Su gracia puede suplir todas nuestras debilidades.

Pedro, Santiago y Juan experimentaron lo que es el Cielo. Después de ellos, Dios ha escogido a otros santos para que compartieran esta experiencia antes de morir: Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, Santa Teresita del Niño Jesús y San Pablo, entre otros. Todos ellos gozaron de gracias especiales que Dios quiso darles y su testimonio nos sirve para proporcionarnos una pequeña idea de lo maravilloso que es el Cielo.

Nuestro lema ha sido, es y seguirá siendo que nuestra Iglesia es UNA (Efe 4:5), SANTA (Efe 5:27), CATOLICA (Efe 2:19), APOSTOLICA (Efe 2:20) es indestructible, maestra, infalible (Mt 16:18; Tito 1:5; 2 Tm 1:6).

Mis hermanos y hermanas, “… crezcan en la gracia y el [conocimiento] de nuestro Señor y Salvador Jesucristo…” (2 Pd 3:18)

Bendiciones..!