Jesucristo ha Resucitado Agosto 15

“La Asuncion de Maria Santisima”
En la Iglesia Católica, un dogma es una verdad absoluta, definitiva, immutable, infalible, irrevocable, incuestionable, y absolutamente segura sobre la cual no puede flotar ninguna duda. Una vez proclamado solemnemente ningun dogma puede ser derogado o negado, ni por el Papa ni por decisión conciliar. Por eso, los dogmas constituyen la base inalterable de toda la Doctrina Católica.